Manolo el del pedrolo

the craziest blog

La lacra de Groupon

 

Últimamente proliferan en google+ que son, si no estáis dentro de esa red social de segunda, las reseñas que aparecen sobre los comercios en Google Maps, comentarios muy negativos sobre comercios muy competentes, los cuales empiezan por “Fuimos con un cupón de Groupon” y a estas personas, que van en UNA ÚNICA OCASIÓN a un sitio, pagando un diezmo de su tarifa habitual me gustaría hacerles un par de comentarios…

PRIMERO: Si eres un TACAÑO, incapaz de pagar, por ejemplo, una cena por su importe real, no deberías tener derecho a opinar o si lo haces acepta mi opinión sobre ti, eres un tacaño asqueroso!

SEGUNDO: Antes de criticar, informaros un poco, las sanguijuelas de Groupon cobran a los establecimientos un porcentaje tan alto, que de lo que ustedes pagáis que cobran más los ladrones de Groupon que el pobre dueño del restaurante, que ha tenido que elaborar la comida, servirla y después recibir como agradecimiento una crítica de una larva que no se sabe hacer la cama.

TERCERO: En su mierda de opiniones nunca dicen que la cena les costó menos que un McMenú y todavía no he visto a nadie quejarse del servicio del McDonalds y eso que no existe, seguro que están ideando algún sistema para que tú mismo te compongas la hamburguesa, pero estos insectos que critican negocios visitados con su cupón descuento cual botella de detergente nunca les verás decir nada malo de su venerado McDonalds, aunque vayan a un restaurante italiano a cenar por 5 euros y se quejen que han tardado mucho en traerles el segundo plato… pues levántate y ves a buscarlo tú como harías en el McDonalds!!!

Como podéis imaginar, no estoy registrado en Groupon a pesar de que mucha chusma me envía sus promociones para intentar engancharme, es como una droga, una secta, algo malvado, se extiende como los virus y una vez te registras para una promoción, sigues recibiendo cupones y más cupones cual tarjeta de supermercado se tratase, pero jugando con la reputación de excelentes negocios que son engañados por los comerciales de la secta para ser expoliados de sus beneficios y encima conseguir una mala reputación.

Ya me he quedado a gusto x’DDD en navidades sale mi vena Scrooge, para después poderla rectificar al ver los primeros tele-films navideños, aunque si me empiezo a calentar con los políticos tendré que ver muuuuchos tele-films…

Share